56º período de sesiones del Subcomité de Asuntos Jurídicos de la COPUOS.


Fuente: Pixabay
Durante los próximos días 27 de marzo a 7 de abril, se celebrará en la ciudad de Viena, en la Sede de la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior  (UNOOSA), el 56º periodo de sesiones de la Subcomisión de Asuntos Jurídicos de la Comisión sobre la utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos (COPUOS). De conformidad con las anotaciones del programa provisional se abordarán, entre otros, los siguientes asuntos: 

Información sobre las actividades de las organizaciones internacionales, intergubernamentales, y no gubernamentales, relacionadas con el Derecho del Espacio. 

Una de las competencias atribuidas a la COPUOS, por virtud de la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 1472(XIV) de 12 de diciembre de 1959, es la de “estudiar la naturaleza de los problemas jurídicos que pueda plantear la exploración del espacio ultraterrestre”. En este sentido, desempeña un importante papel en la tarea de fomentar el estudio del Derecho Espacial y su desarrollo. Tanto es así que, alentada  por este fin, la Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre de la ONU, a instancias de la COPUOS y su Subcomité de Asuntos Jurídicos, preparó un Plan de Estudios sobre Derecho Espacial tras la Primera Reunión de Expertos de las Naciones Unidas, convocada a tal efecto, sobre el fomento de la educación en Derecho Espacial, celebrada en Viena durante los días 3 y 4 de diciembre de 2007. Este Plan de Estudios pretende servir de guía a las instituciones educativas de los Estados para la implementación de programas formativos en esta especialidad. 

Por estas razones las actividades e investigaciones desarrolladas por organismos especializados en la promoción del Derecho Espacial, se vienen incluyendo en el programa como tema ordinario para su valoración. Se someterán a consideración las observaciones presentadas por la Asociación de Derecho Internacional (ILA, por sus siglas en inglés), y el Consejo Consultivo de la Generación Espacial (SGAC, por sus siglas en inglés), analizándose los resultados alcanzados en la investigación de temas como los mecanismos de solución de controversias relacionadas con el derecho del espacio, utilización de datos satelitales, desechos espaciales, vuelos suborbitales, seguridad espacial y ciberseguridad, y los recursos naturales del espacio y la minería de asteroides.[1]

Situación y aplicación de los cinco tratados de las Naciones Unidas relativos al espacio ultraterrestre.

Con carácter prioritario se analizarán los preparativos y objetivos fijados por la Comisión para UNISPACE+50, por el Grupo de Trabajo sobre Situación y Aplicación de los Cinco Tratados de las Naciones Unidas relativos al Espacio Ultraterrestre.[2]

Definición y delimitación del espacio y utilización racional de la órbita geoestacionaria.

No existe aún consenso en cuanto a la definición y delimitación del espacio desde que comenzase a debatirse oficialmente en 1967. El Grupo de Trabajo sobre la Definición y Delimitación del Espacio Ultraterrestre, subrayó, durante el 55º periodo de sesiones de la Subcomisión celebrado el pasado año[3], y a la vista de las diferentes propuestas de las delegaciones, la necesidad de encontrar una posición común. Para ello, se ha  vuelto a invitar a los Estados miembros y a los observadores permanentes a presentar sus propuestas acerca de la necesidad o no de definir y delimitar el espacio ultraterrestre. Es de destacar la respuesta presentada por la Organización Meteorológica Mundial, que considera:

La definición y demarcación del espacio ultraterrestre ha sido objeto de debate en la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos durante muchos años, debido a sus consecuencias jurídicas.
La comprensión común de “espacio” como la parte del universo que se encuentra “por encima de la atmósfera” no es práctica, dado que no existe un límite preciso de la atmósfera. Y puesto que ello no es técnicamente coherente con el entendimiento de las actividades espaciales y la meteorología espacial, cabe observar lo siguiente:
a) El espacio puede entenderse como el área donde tienen lugar los vuelos espaciales. Existen vehículos espaciales de órbita baja cuyas órbitas son tan solo de 130 km, lo que no está por encima de la atmósfera, sino en la termosfera, es decir, en la capa atmosférica que se encuentra por encima de la mesopausa;
b) Importantes procesos meteorológicos espaciales tienen lugar en la parte del espacio cercano a la Tierra denominado “geoespacio”, que incluye, en particular, la ionosfera, en superposición con la termosfera. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) define el geoespacio como una región del espacio ultraterrestre que incluye la atmósfera alta.
Cabe señalar que la atmósfera alta se define en el Vocabulario Meteorológico Internacional (OMM núm. 182) como la parte de la atmósfera por encima de la mesopausa (entre los 80 y los 90 km aproximadamente). Sin embargo, en el Vocabulario Meteorológico Internacional no figura una definición de “espacio”.
Por consiguiente, sería coherente considerar que el “espacio” no está “por encima de la atmósfera”, sino que incluye la atmósfera alta.
La OMM, por tanto, recomienda la siguiente definición de “espacio”:
Espacio: La parte ilimitada del universo que incluye la atmósfera alta y se extiende más allá de la atmósfera.
Esta definición se aprobó en el 16º período de sesiones de la Comisión de Sistemas Básicos de la OMM (CBS-16, celebrado en 2016); se invitará al Consejo Ejecutivo de la OMM a que, en su 69º período de sesiones (EC-69, que se celebrará en mayo de 2017) acepte esta definición para su inclusión en el material normativo de la OMM.[4]
Legislación nacional pertinente a la exploración y utilización del espacio  ultraterrestre con fines pacíficos.

La creciente participación del sector privado en las actividades espaciales está llevando a la adopción de políticas internas que fomentan la innovación, la inversión privada, el crecimiento de la industria y, por lo tanto, el crecimiento económico[5], aunque debe encontrarse un equilibrio entre estos intereses y la utilización racional y sostenible de los recursos que ofrece el espacio[6], y articular mecanismos para la autorización y supervisión de las actividades desarrolladas por entidades privadas. En el seno de estos debates se lleva a cabo un intercambio de información,  opiniones y experiencias,  acerca de las prácticas de los Estados en la adopción y aplicación de los marcos normativos internos destinados a regular las actividades espaciales que efectúan.  

Fomento de la capacidad en materia de Derecho del Espacio.

Relacionado con el primer punto del programa, se examinarán cuestiones relativas a la importancia del Derecho Espacial como pilar fundamental en el diseño de la política espacial, de manera que estas políticas traten de garantizar el uso responsable, seguro y sostenible de las aplicaciones que ofrece la tecnología espacial, fortaleciendo las cooperación internacional y fomentando las relaciones de transparencia y la confiabilidad de las actividades espaciales. 

Especialmente interesantes resultan las conclusiones del Curso Práctico de las Naciones Unidas sobre Derecho del Espacio “Contribución del derecho y la política espaciales a la gobernanza espacial y la seguridad en el espacio en el Siglo XXI”, celebrado en Viena entre los días 5 y 8 de septiembre de 2016. 

Otros temas a tratar serán los principios relativos a la utilización de energía nuclear en el espacio, intercambio de información sobre mecanismos jurídicos relativos a las medidas de reducción de desechos espaciales, gestión del tráfico espacial, o la actividad de los satélites pequeños.

Además,  está programada la celebración de un simposio, a cargo del Instituto Internacional de Derecho Espacial y del Centro Europeo de Derecho Espacial, que tratará sobre los “Modelos de normas jurídicas relativas a la  exploración, explotación y utilización de los recursos espaciales 50 años después de la  aprobación del Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre.”

Se puede obtener más información sobre el desarrollo de las sesiones y el contenido de las mismas consultando el Programa provisional.


[1] V. Nota de la Secretaría  A/AC.105/C.2/110.
[2] V. Nota A/AC.105/1137: “50º aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración y Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos: la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos y la gobernanza global de las actividades en el espacio ultraterrestre” y el Informe del 59º periodo de sesiones de la Comisión (8-17 de junio de 2016). A/71/20.
[3] A/AC.105/1113
[4]  A/AC.105/1112/Add.2
[5] V. Política de la UE sobre la industria espacial: Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones titulada “Aprovechar el potencial de crecimiento económico en el sector espacial.”   COM (2013) 108 final.
[6] La Resolución A/RES/68/74 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 11 de diciembre de 2013, contiene las “Recomendaciones sobre legislación nacional pertinente a la exploración y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos.”

Lo más visto esta semana

El Convenio de Montreal de 1999 para la unificación de ciertas reglas para el transporte aéreo internacional

Concepto y naturaleza jurídica del fletamento de aeronaves

La Convención de París de 1919 para la reglamentación de la navegación aérea

Los contratos de utilización de aeronaves. Consideraciones generales

Las servidumbres aeronáuticas: concepto y clases

El Convenio de Chicago de 7 de diciembre 1944 sobre Aviación Civil Internacional

Las normas y métodos recomendados internacionales de la OACI

Convenios bilaterales en materia de transporte aéreo: las libertades del aire

Actualización del Programa Nacional de Seguridad para la Aviación Civil (PNS)